diumenge, 19 de juny de 2016

LUIS, UN REPUBLICANO ESCLAVO DEL FRANQUISMO, 100 AÑOS DE MEMORIA.




A pocos días de su centenario, Luis, un republicano esclavo del franquismo, un ser humano con mayúsculas, no pierde su sonrisa y su amabilidad. No ceja en su empeño de denunciar los crímenes del franquismo y con sus casi 100 años de historia viva, de memoria intacta, espera con impaciencia la hora de declarar en los juzgados bilbaínos en cumplimiento del exhorto de la jueza argentina María Romilda Servini de Cubría como querellante en la Causa 4591/10. Gracias, sinceras y de corazón por tenernos como amigos, es para nosotros un gran honor. Te queremos Luis.



El estremecedor relato de los 'esclavos del franquismo'

En febrero de 2005 el Parlamento foral homenajeó a los prisioneros que pasaron por Navarra, con el voto en contra de UPN
NOTICIASDENAVARRA.COM - Lunes, 7 de Marzo de 2016 - Actualizado a las 08:51h

  • Mail
  •  
  •  
  •  
Jordi Évole, durante la entrevista con Luis Ortiz
Jordi Évole, durante la entrevista con Luis Ortiz (laSexta)

PAMPLONA. El programa 'Salvados' dirigido por Jordi Évole repasó en su edición de este domingo la situación de los 'esclavos' del franquismo, presos políticos que trabajaron forzados para el régimen tras la Guerra Civil. El espacio lideró su franja con una audiencia media del 14,3 % y  2.994.000 espectadores.
"Me empujaron con un fusil y me dijeron 'tira para alante', no tenía contrato, ni sueldo, fui un esclavo del franquismo, pero lo puedo contar", comienza relatando Luis Ortiz, un hombre que cuando tenía 23 años fue obligado a participar en la construcción de la carretera entre Oiartzun y Lesaka y que está cerca de cumplir la centena.
"Era joven y llegué a la España franquista. No me preguntan nada, me llevan con un Guardia Civil donde nos metían a todos los que sospechaban que habíamos sido combatientes. Mi ficha decía 'hijo de republicano' y yo decía que no me podían culpar de nada. Nos llevaron al campo de concentración de Miranda de Ebro y ahí se formaban batallones de trabajadores. A mí me tocó la lotería porque sabía escribir a máquina", comenta.
El programa entrevistó también al periodista Isaías Lafuente. "Trabajaban de sol a sol, y en algunos casos también por la noche, y no podían protestar. Todo el agua que les daban era un cuenco diario para beber y asearse. Las condiciones de los barracones eran de hacinamiento y sólo lo hemos podido conocer gracias al testimonio de las víctimas", explica. Entre las empresas que utilizaron esta mano de obra, Lafuente destaca a "OHL, Entrecanales (Acciona), Dragados (actual ACS), Duro Felguera, Babcock & Wilson, o Portland (ahora pertenece a Cemex)".
El hambre era horrorosa, era peor que la dureza con la que trataban a la gente. Algunos cazaban lagartos y se los comían crudos, o se comían las peladuras de lo que en el pueblo echaban a los cerdos. Un preso peleó con un perro por un hueso y acabó con el brazo destrozado", reflejaba Luis Ortiz.
HOMENAJE DEL PARLAMENTO DE NAVARRA EN 2005 El Parlamento de Navarra aprobó el 17 de febrero de 2005, por iniciativa de Aralar y con el apoyo de PSN, IU, CDN, EA y PNV, reconocer el trabajo realizado en diversas infraestructuras navarras por los llamados "esclavos del franquismo", prisioneros y combatientes antifascistas que, tras la Guerra Civil, fueron condenados a trabajos forzados y obligados a permaner en condiciones inhumanas en diferentes 'tajos' en Burgui, Lesaka, Oteiza de la Solana, Roncal, Alsasua o Vidángoz.
El reconocimiento contó con el voto en contra de UPN que amparó su postura argumentando que las Cortes Constituyentes del Estado (1978) ya promulgaron leyes de reconocimiento y asegurando que "no hay que hablar de vencedores o vencidos porque quien perdió en aquella guerra fue el conjunto de la sociedad".
Según Pedro Eza, portavoz de los regionalistas, un reconocimiento expreso por parte de la Cámara a los batallones de trabajos forzados no implicaría la recuperación de la memoria histórica, sino la configuración de una "memoria selectiva".
El texto afirma que los "esclavos" "sufrieron castigo por oponerse al fascismo y defender la democracia, la libertad y la justicia social". Este punto contó con el apoyo expreso de CDN que, en contra de sus socios de gobierno, ensalzaron la figura de los condenados y, a través de Juan Cruz Alli, aseguraron que "es bueno que lo que ocurrió lo tengamos presente porque quien olvida el pasado esta condenado a repetirlo".
DECLARACIÓN Como segundo punto, la moción proponía un posicionamiento expreso de la Cámara "en contra de la realización de trabajos forzados por parte de los prisioneros de guerra".
Este punto, que sí contó con el respaldado de UPN, fue resaltado por el portavoz de los proponentes, Patxi Zabaleta, quien aseguró que con él se reprobaban "todas estas prácticas que hoy siguen aplicándose en el mundo".
El resto de la moción se centraba en el respaldo a los actos que, el pasado 19 de junio, se celebraron en Vidangoz en reconocimiento de los represaliados del franquismo. Allá la asociación Memorian Bideak presentó un comunicado que, entre otras cosas, definía a estos trabajadores como "luchadores por la libertad". La Cámara se adhirió a ese comunicado y asumió el compromiso de impulsar, en colaboración con asociaciones locales e instituciones municipales, este tipo de reconocimientos públicos "en otras obras realizadas en Navarra".
Por último, el día del citado homenaje, se erigió en Vidángoz un monolito conmemorativo del homenaje tributado a los "esclavos del franquismo". Ese monumento ha sido objeto de "actuaciones vandálicas" (ataques y cruces gamadas pintadas con spray).
7.000 CONDENADOS Según Memorian Bideak, 7.000 prisioneros pasaron por Navarra para engrosar los Batallones de Trabajos Forzados. Sin embargo, la cifra, según las mismas fuentes, podrían llegar a 10.000.
27 BATALLONES EN NAVARRA Salamanca. Cerca de 550 batallones de trabajadores, más de 60 de ellos en Navarra y la CAV. Ésas son las cifras que arroja el archivo del Tribunal de Cuentas, sobre la presencia de estas unidades durante la Guerra Civil y los primeros años del franquismo (entre 1937 y 1942).
Según sus informes, y con algunas dudas derivadas de la terminología empleada en ciertos casos, hubo 27 batallones en Navarra, 18 en Guipúzcoa, doce en Vizcaya y siete en Álava.
Datos muy significativos sobre un apartado que hasta hace poco suscitaba más sospechas que certezas pero que, desde el traslado a Salamanca de esos informes, ha quedado mucho más al descubierto. La investigación de sus documentos, a los que tuvo acceso este periódico, revela que la actividad en ese ámbito fue todo menos escasa.
Miles de presos políticos fueron utilizados por el régimen franquista para trabajar en numerosas construcciones, desde pantanos hasta ferrocarriles, minas o puertos. Sin duda, la obra más conocida es el Valle de los Caídos, pero hubo otras muchas que fueron levantadas mediante este sistema.
Con las manos de prisioneros que vivían concentrados en campos, integrados en batallones o, incluso, condenados ya en cárceles franquistas. Los nombres, como ocurría con los campos de concentración, eran diferentes.
La mayor parte recibía la nomenclatura más simple, Batallón de Trabajadores, pero en muchos otros casos la definición no era tan sencilla. Tan simple. Había, entre otros, servicios de recuperación de automóviles; depósitos de recría y doma; trabajadores del ferrocarril, de pantanos o de minas; grupos vinculados al parque de ingenieros; servicios de distribución de chatarra o grupos de descargadores agregados al transporte militar, a los puertos o a la aviación.
Había de todo.
AL SERVICIO DEL RÉGIMEN Eso sí, más o menos, todo se correspondía con lo que había: la obligación de trabajar al servicio del régimen y de lo que éste dispusiera. Porque, al final, lo que había era esclavitud (los bautizados como Esclavos de Franco).
Personas utilizadas para reconstruir parte de lo que había sido destruido y para levantar, también, nuevas infraestructuras. Eran agrupadas en batallones y, desde ellos, como parte de una unidad de trabajo, empleadas para determinadas tareas. De todo esto son fiel y claro testimonio los extractos, los informes enviados mensualmente por los responsables de cada batallón al citado Tribunal de Cuentas.
Ésos que hasta ahora estaban perdidos en algún cajón y que ahora, en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, pueden ser consultados por los investigadores.

dimarts, 16 de juny de 2015

DOCUMENTAL EL CAMÍ D'UN PROTOCOL L'ADN DE LA VERITAT, LA JUSTÍCIA I LA REPARACIÓ.



El curt-documental #elcamídunprotocol com a eina per fer entendre la urgent necessitat de fixar l'ADN familiar, si volem localitzar algun dia els milers de parents desapareguts a la Guerra Civil i el Franquisme ja és a Internet 3 subtitulacions disponibles amb documentació interactiva

http://dom.cat/k12 [ versió original 27' ] 
http://dom.cat/k13 [ subtítols en català 27' ] 
http://dom.cat/k14 [ subtitulado en español 27' ] 
http://dom.cat/k15 [ english subtitles 27' ] 

La cinta original és penjada a Vimeo (HD i baixa). Per facilitar-ne la subtitulació i tenir accés, en el mateix visionat, a documents i dades que se'n deriven, hem fet servir la plataforma lliure, de web oberta, Popcorn Mozilla Webmaker [ 1 ] , que ens permetrà créixer i compartir amb filosofia «Remix». 

Fer entendre que l'ADN familiar és una peça clau Volem fer didàctica del testimoni genètic i explicar l'absoluta necessitat de conservar l'ADN familiar per garantir la possibilitat d'identificació del parent desaparegut. Ara, l'accident de Germanwings, als Alps francesos, exemplifica a petita escala el camí a seguir per a una tragèdia civil, soterrada vora 80 anys, i amb un impacte humanitari mil vegades superior. 

Volem arribar, com a mínim, a les 4600 famílies del cens Tot i la moció al Parlament (69/X 19.12.2013), la difusió que el Govern ha fet a les famílies del Cens Únic de Desapareguts de la Guerra Civil i la Dictadura, ha estat inexistent, i malgrat també ho denuncià el Síndic de Greuges [ 2 ]. El documental ens ajudarà a divulgar aquest pas endavant cap a la identificació. 

Un projecte impulsat pel micromecenatge Dos centenars de mecenes van fer possible finançar la producció del documental #elcamídunprotocol a través del portal de Verkami [ 3 ], que ens dugué a editarlo primer en DVD i que presentàrem, la tardor passada [ 4 ] al Saló de Cent de l'Ajuntament de Barcelona. Sota la direcció de Carles Seuba Capdevila i Guillem Escriche Rius, música de Carles Cases, muntatge de Pep Vendrell, el càmera Bernat De Ferrer, la il·luminació d'Albert Climent i el so de Jordi Cerdà, amb la coproducció de Roger Heredia Jornet i Marc Antoni Malagarriga Picas. Sense oblidar el paper fonamental de les famílies dels desapareguts, el Departament de Genètica Forense de la Universitat de Barcelona i la Fundació Bosch i Gimpera.

dimarts, 3 de març de 2015

MARTXOAK 3 (1976-2015): TODO QUE GANAR

EVA BARROSO Y JOSÉ LUIS MARTÍNEZ OCIO
ASOCIACIÓN DE VÍCTIMAS 3 DE MARZO

Hoy es 3 de marzo, es difícil resumir todas las sensaciones que se nos acumulan en una jornada tan especial como esta. 39 años después produce mucha rabia constatar que todavía ninguno de los estamentos políticos, judiciales, policiales ni empresariales implicados en los hechos hayan reconocido el daño causado a las víctimas y a los familiares de los asesinados en aquel crimen de Estado. La masacre perpetrada en Gasteiz el 3 de marzo de 1976 sigue siendo la punta del iceberg de la impunidad que se ampara desde el Estado español, por esa razón las reivindicaciones de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición siguen aquí y ahora muy presentes.
Actuales son también las causas que motivaron aquel movimiento huelguístico y por eso pensamos que Pedro Mari, Francisco, Romualdo, José y Bienvenido siguen vivos en cada persona que lucha hoy por la justicia social y la libertad. Al igual que Juan Gabriel y Vicente, asesinados en Tarragona y Basauri en las manifestaciones que denunciaban la matanza de Vitoria, ellos siguen latiendo en cada corazón solidario que no se queda inmóvil ante la injusticia o la represión del siglo XXI.
Martxoak 3 elkartea quiere agradecer la inmensa solidaridad que recibimos desde diferentes ámbitos, y es que no dejan de surgir nuevas iniciativas a nuestro alrededor en torno a mantener viva la llama del 3 de marzo y los valores que en él se reflejan. Son muchas las razones para seguir adelante, tenemos muchos motivos para la esperanza. Por eso hoy queremos lanzar un mensaje positivo y resumir este tres de marzo en otras tres palabras: «Todo que ganar».
«Todo que ganar» es el título de una novela que acaba de ver la luz, escrita por Juako Eskaso, publicada en coedición por Txalaparta y La Oveja Roja. Una novela muy recomendable que narra en primera persona los hechos del 3 de marzo desde una perspectiva muy actual. Nos agarramos con fuerza a ese lema porque «Todo que ganar» recoge a la perfección esa mezcla de compromiso, militancia y utopía que significa el 3 de Marzo.
Una pelea por la memoria y los derechos humanos que en los últimos meses se ha visto caracterizada por el gran avance en la lucha contra la impunidad que ha venido desde Argentina. Desde que en 2010 la querella contra los crímenes del franquismo inició su andadura, poco a poco se han ido dando pasos hasta llegar a las imputaciones en base al principio de justicia universal, dictándose órdenes de detención y extradición para toma de declaración indagatoria de 19 franquistas acusados de delitos de lesa humanidad, entre los cuales se hallan Martín Villa, Alfonso Osorio y Jesús Quintana por su responsabilidad en la masacre llevada a cabo en Gasteiz. Unas órdenes que el Gobierno español ha paralizado incumpliendo la ley de Extradición Pasiva y el Convenio Bilateral de Extradición y Asistencia Jurídica en Materia Penal suscrito precisamente el 3 de marzo de 1987 entre España y Argentina.
Con todo, podemos afirmar que la denominada querella argentina no solo está dando resultados, sino que ha supuesto un auténtico punto de inflexión tras décadas de impunidad. Ya nada será igual en el relato oficial de la pretendida y cacareada «modélica y pacífica transición». Se les acabó para siempre el argumento a los defensores de la impunidad de la dictadura, incluso muchos de los que apoyaron entonces la ley de punto final se han visto obligados a cambiar de posición.
La versión impuesta por las élites franquistas pretendía ocultar bajo la alfombra de la monarquía constitucional miles de crímenes y vulneraciones de Derechos Humanos. Hoy todo eso se está desmoronando. Tras tanto tiempo de silenciar la realidad de las víctimas del franquismo, la repercusión que a nivel internacional está teniendo la lucha contra la impunidad es ya una victoria. Aunque el Reino de España ni juzgue ni extradite a torturadores como Billy el Niño o el capitán Muñecas, más allá de que sigan muriendo en la cama y sin ser juzgados franquistas como Fraga o Adolfo Suárez o incluso prescindiendo de si ministros de la dictadura como Martín Villa o Utrera Molina responderán o no a las preguntas de la jueza María Servini, ya nada será igual. Gracias a la querella argentina ha quedado en evidencia internacional el modelo español de impunidad y eso sigue abriendo puertas.
Mientras tanto, el Partido Popular en su conjunto, desde Rajoy a Maroto y desde Oyarzabal a Javier de Andrés, demuestran su hipocresía a diario, no son creíbles, mienten para justificarse de cara a la galería y lo que prometen ante las cámaras lo incumplen a la hora de la verdad. Desoyen y vulneran la legislación internacional de derechos humanos y eso les pasará factura. En 2015 tienen el mismo discurso y actúan de igual manera que los criminales franquistas en 1976, el último ejemplo ha sido la respuesta a las familias de los asesinados en Gasteiz.
Es muy duro para una madre leer la resolución del Ministerio del Interior, notificada en Trámite de Audiencia y posteriormente ratificada, negándole ser acogida en la ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del terrorismo «...el fallecimiento de su hijo se produjo como consecuencia del enfrentamiento ocurrido en Vitoria el día 3 de marzo de 1976 entre los participantes en una concentración prohibida que tenía su origen en un conflicto laboral y miembros de la Policía», «...en el presente caso, en cuanto a acreditar la naturaleza de acto terrorista del hecho que provocó las lesiones sufridas no existe sentencia definitiva alguna que así lo declare, ni de la jurisdicción militar ni de la ordinaria...», «....Los hechos examinados no tenían por objeto directamente la alteración de la paz pública, sino reponerla...», «Ha quedado acreditado en el expediente que don (...) no falleció como consecuencia de un acto de terrorismo, (...) y en consecuencia su solicitud se va a desestimar».
Enfrentamiento con la Policía? ¿Reponer la paz pública? ¿No hay sentencia firme? Sitiaron, gasearon y ametrallaron una asamblea pacífica de trabajadores que se celebraba en una iglesia y sobreseyeron la causa abierta por, según afirmaron, carecer de indicios suficientes para acusar a persona o personas determinadas. Toda una burla a las víctimas. Y sí, prohibida es verdad que estaba la asamblea, pero como todo mínimo derecho en aquel momento del régimen franquista. No es lo grave que la criminal actuación policial la justificaran en aquel momento, lo vergonzoso es que a día de hoy y en lo que se supone una democracia, se justifique la actuación en los mismos términos de entonces.
Pero el ciclo de esa impunidad se ha acabado. El factor internacional abre muchas puertas y no vamos a parar. De hecho, vamos a abrir una nueva vía, esta vez en Bruselas. El Parlamento Europeo es la próxima estación en el marco de las iniciativas contra el modelo de impunidad español.
Vamos a ir a Bruselas a denunciar al Estado español por el incumplimiento de la normativa en materia de derechos humanos existente en Europa y por el trato discriminatorio hacia las víctimas en su derecho a la verdad, la justicia y la reparación en función del origen de la violencia que las ha provocado. Vamos a hacer visible la masacre cometida en Gasteiz el 3 de marzo de 1976 y la impunidad que ampara 39 años después a los responsables que la diseñaron y la cometieron. Contamos con muchos apoyos en esta tarea y vamos a recabar más.
Un año más miramos atrás para seguir avanzando, con la fuerza de la memoria y de la razón seguiremos abriendo camino para que 3 de marzo continúe significando solidaridad, dignidad y justicia social. Para que cada vez seamos más los que pensemos que tenemos todo que ganar. Todo que ganar, siempre.
http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2015-03-03-06-00/hemeroteca_articles/martxoak-3-1976-2015-todo-que-ganar